Iglesia Cristiana Icem

Las Enseñanzas de Jesús, Mateo Cap. 7

Como parte de nuestro ministerio, realizamos breves comentarios a la Biblia. Hoy nos corresponde analizar el capítulo 7 del Evangelio de Mateo.

I. {Mateo 7:1-6}: El Juzgar a los Demás.Biblia Mateo Capitulo 7

a.  El Señor Jesucristo advirtió que si no queremos ser juzgados, no debemos  juzgar a los demás.  Esta enseñanza incluye el evitar el error de ver los pequeños errores de los demás y no ser capaces de advertir nuestros grandes errores personales.

b. Esta actitud fue calificada por el Señor Jesús como hipocresía.  La frase “no den lo santo a los perros” indica a los cristianos que no caigamos en esta actitud hipócrita de juzgar duramente a los demás.

II. {Mateo 7:7-12}: La Oración y la Regla de Oro.

a. Respecto a la oración, el Mesías enseñó que debemos pedir, buscar y llamar.  Con toda seguridad, el  Señor nos responderá de acuerdo a su perfecta voluntad.

Nuestra confianza en la respuesta de Dios está basada en el conocimiento de que Él es un padre mejor que los padres humanos: nos dará cosas buenas.

b. La regla de oro consiste en comportarnos con los demás como quisiéramos que ellos se comporten con nosotros.  Es decir, todo lo bueno que esperamos de nuestros semejantes, es la base para la conducta que necesitamos mostrar como cristianos.  Este es el centro de toda la enseñanza del Antiguo Testamento.

III. {Mateo 7:13, 14}:  La Puerta Estrecha.

a. Esta enseñanza de Jesús es un desafío: seguir el camino de la obediencia basada en la Santa Biblia es como intentar avanzar por un camino estrecho. Habrá dificultades e incomodidad. En cambio, el estilo de vida de quienes deciden no seguir los caminos de Dios, es aparentemente fácil y accesible.

b. El camino que lleva a la vida es angosto, y pocos lo encuentran.  Se refuerza la idea anterior, de que los cristianos somos llamados a vivir en santidad, lo cual parece difícil, pero tenemos la ayuda de Dios.

IV. {Mateo 7:15-20}: Por sus Frutos los Conoceréis.

a. Jesús advirtió que habrá falsos profetas.  La característica principal de estos falsos predicadores es la hipocresía, pues aparentan ser ovejas, pero son lobos rapaces.  Debemos observar el fruto de quienes pretenden predicar la palabra de Dios.  Así como hay árboles que dan frutos buenos o malos, los portadores del mensaje de Dios necesariamente tendrán un buen testimonio. De lo contrario, serán calificados como falsos profetas.

b.  El Señor Jesucristo definió la naturaleza de los predicadores del evangelio: si son buenos, su vida será un ejemplo digno de imitar. No es posible predicar la Palabra de Dios y ser un mal discípulo del Señor.

V. {Mateo 7:21-23}: Nunca os conocí.

a. Ampliando el tema de los falsos predicadores,  el Mesías declaró que hay quienes lo llaman “señor”y en su nombre pretenden  predicar, echar fuera demonios y hacer milagros.  Pero no son creyentes que están bajo su autoridad.

b. Los verdaderos predicadores del evangelio  son quienes obedecen a Dios,  conforme a la Biblia. Los falsos predicadores serán desconocidos por Dios en el día del juicio.  Jesús mismo les ordenará apartarse del Él.

VI. {Mateo 7:24-29}: Los dos Cimientos.

a. El Señor Jesús continuó el tema de los verdaderos y falsos seguidores del Evangelio. Quienes oyen la Palabra de Dios y la obedecen, son comparados a un hombre sabio, que edificó su casa sobre la roca.

En cambio, quienes oyen la predicación de la Biblia y no obedecen sus preceptos, son como un hombre necio, que edificó su casa sobre la arena.

b. El resumen de esta enseñanza es que oír el Evangelio y obedecer a Dios es un camino difícil, que requiere esfuerzo, dedicación y mucho trabajo. Pero el resultado de este tipo de fe es que permaneceremos fieles a Dios.

La otra respuesta al Evangelio es oírlo, pero no creer ni obedecer. Este parece un camino fácil, pero su resultado será destrucción.

c. Los versículos 28 y 29 son la conclusión del Sermón del Monte: La gente se admiraba de la doctrina de Jesús, pues les enseñaba como alguien que tiene autoridad; y no como los escribas, que eran conocedores del Antiguo Testamento, pero no obedecían a todos sus preceptos.

Conclusiones:

Al analizar de manera sencilla el capítulo siete del Evangelio de Mateo, observamos que:

1. El Juzgar a los Demás: No debemos criticar a los demás: esta actitud demuestra falta de amor y no es aprobada por el Señor.

2. La Oración: Todas nuestras oraciones serán contestadas por Dios. Lo importante es que pidamos de acuerdo a Su Voluntad, confiando en que su respuesta será buena.

3. La Regla de Oro: Es un desafío a portarnos de manera excelente con los demás, pues así queremos que ellos se porten con nosotros.

4. La puerta estrecha: Obedecer al Evangelio es un camino difícil, que pocos deciden seguir.

5. Por sus frutos los conoceréis: El Señor Jesús nos advierte que no todos los que predican el Evangelio son creyentes genuinos. Debemos observar su carácter, para comprobar que son fieles a Dios.

6. Nunca Os Conocí: Existen personas que pretenden predicar, echar fuera demonios o hacer milagros en el nombre de Jesús, pero son falsos predicadores, que no obedecen a Dios.

7. Los Dos Cimientos: Oír el Evangelio y obedecer sus principios es la única forma de fe genuina. Conocer

La Biblia y no obedecerla equivale a construir una casa que será fácilmente derribada.

Atentamente:  Pastor Hugo Aguilera Hernández.