Iglesia Cristiana Icem

Un grupo que se enamoró profundamente de Dios

Jóvenes Enamorados de Dios

 

Erika llegó a su casa un poco tarde esa noche. De inmediato corrió a   la computadora y empezó a escribir. Mientras escribía, las lágrimas escurrían por sus mejillas.

Su mamá: Preocupada por ella, le preguntó. ¿Qué te pasó? ¿Por qué lloras? Dime!

Erika: Mamá, hoy finalmente entendí cuanto me ama Dios y cuanto sufrimiento yo le he causado a su corazón.

Su mamá: No entiendo, ¿De qué hablas?

Erika: Esta noche en la iglesia, durante el seminario, aprendimos lo terrible que son el pecado y sus consecuencias. La maestra nos explicó que cuando tomamos malas decisiones, tenemos la capacidad de causar sufrimiento al corazón de Dios. Pero cuando tomamos buenas decisiones, también tenemos la capacidad de traer gozo a su corazón.

Su mamá: ¿En qué estabas metida Erika?

Erika: Mamá, me hice novia de un muchacho no cristiano, y la verdad es que no quería terminar con él, aunque yo sabía que estaba mal. Pero hoy me di cuenta que mi decisión esta quebrantando el corazón de Dios y no quiero hacer eso. Así que, acabo de terminar con mi novio. Me di cuenta que he sido muy egoísta, y solo he buscado satisfacer mis propios deseos y ya no quiero hacer eso.

El tema del seminario fue “La Transformación del Corazón.”

La conversación de Erika con su mamá nos muestra que el propósito de Dios se cumplió en la vida de Erika.

Este es solo uno de los muchos testimonios que escuchamos de parte de los participantes del seminario que nos animaron muchísimo. Pero aún más que estos testimonios,  para mí fue ver que los estudiantes que estuvimos discipulando por los últimos seis meses, fueron los maestros del seminario!

Nuestro objetivo al corre la Escuela de la Biblia para las Naciones (EBN) es provocar en los estudiantes el deseo de profundizar en el conocimiento de Dios. También son entrenados para ser agentes de transformación a dondequiera que vayan, enseñando lo que han aprendido de Dios. Ahora que la escuela está terminando, con mucho gozo puedo decir “Misión Cumplida.” Tenemos seis nuevos maestros capaces de enseñar la Palabra de Dios y listos para ir a impactar, no solo su círculo de influencia, sino las naciones.

Ha sido una bendición ser parte de este proceso y poder ver el crecimiento de nuestros estudiantes. El éxito de esta cruzada es la recompensa de interminables horas y horas de estudio, de investigación y oración. Tengo el privilegio de presentarles a nuestros estudiantes.

No podría haber superado esta temporada de tan intense trabajo sin sus oraciones y apoyo.

Mil gracias por apoyarme en este ministerio.

Que Dios los llene de bendiciones.

Myrna